'En el punto de mira': El boom de las uñas y robots ladrones de trabajo