'En el punto de mira': El sabor del tomate y la guerra de las hostias