Aida: Hermanos de (mala) leche

Simón, ante la negativa de Paz para ayudarle en el lío en el que anda metido, idea un timo con la ayuda de Luisma y se hace pasar por médico para estafar a los confiados pacientes. Por otra parte, Mauricio está entusiasmado con Dolores porque tan solo falta un día para consumar su relación. Llevan un mes saliendo y, después de este tiempo, ella cree que ya es el momento de acceder a los deseos del hostelero. Sin embargo, cuando llega el momento, Mauricio es incapaz de rematar la jugada. Para superar el problema Machupichu le consigue Viagra, pero por error se toma un somnífero y el segundo intento con Dolores es todavía peor.