Aida y los tropecientos golpes

Soraya fingirá que ha hecho un pleno al 15 en una quiniela para darles un escarmiento a los hombres del bar Reynols, que, encabezados por Mauricio, se burlan de ella porque consideran que el fútbol no es cosa de mujeres. Por otro lado, Ainhoa y Luisma quedarán para cenar, pero justo antes de acudir a la cita la joven sufrirá un accidente que le hará comportarse de forma muy extraña durante la cena.