Carmen, a Martina: “Dime la verdad, ¿el señor Bornay tiene una amante?”

A Martina casi se le para el corazón cuando su madre le ha dicho: “¿No tienes nada que contarme del señor Bornay? Porque yo no me chupo el dedo”.

Carmen se ha enterado de que su adorado jefe tiene una amante, pero todavía no sabe que es, precisamente, su hija.