Clara escucha la confesión de Cloe: “No pasó nada entre nosotros, me pagaron"

Candela y Sonia han encontrado a la pintora que, supuestamente, se acostó con Pablo.

Han grabado su confesión: en realidad, fue contratada para tenderle una trampa al director de la revista. Madre e hija le han enseñado la grabación a Clara y ésta ha conseguido reconciliarse con Pablo poco antes de que él se cogiera un vuelo a Roma.