Rosita se queda ciega

La pequeña de la familia busca su propia venganza y se dirige a hablar con César.

Desafortunadamente, Rosita no ha elegido el mejor momento para hacerlo.