'Sé quién eres': La confesión