El reencuentro entre Pablo y Candela

Candela tuvo una relación sentimental con Pablo Balboa, de quien tuvo una hija, sin él saberlo.

Hacía casi veinte años que no le había vuelto a ver hasta que, sin poder ni imaginárselo, se lo ha encontrado en el ascensor de la redacción de la revista. El dueño del grupo empresarial, el señor Bornay, le ha convocado para nombrarle director de la publicación, un puesto que Candela llevaba esperando meses.