Tras la tempestad, llega la calma

Las aguas están en calma y ahora hay que volver de nuevo a la realidad del día a día.

Damián sabe que Valeria no está cumpliendo con sus tareas en la escuela y decide echarle una mano de manera desinteresada.