Fiama al descubierto: el pacto con Álex y una confidencia de Sofía hacen estallar a la concursante de 'La isla de las tentaciones'

  • Gonzalo destapa a Álex y afirma que tenía "reacciones desmesuradas"

  • Sofía sostiene que Fiama está mintiendo y aporta pruebas

La participación de Fiama y Álex en 'La isla de las tentaciones' ha sido constantemente puesta en entredicho. Ayer, Gonzalo, Julián y Sofía desmontaron la versión de Fiama y provocaron un duro enfrentamiento en el plató.

Julián ha seguido manteniendo su versión: existía un pacto entre Fiama y Álex antes de entrar al reality. "Alejandro me envió unos mensajes en los que decía que la primera cita Fiama me la iba a dar a mí, que luego iban a hacer como que se mosqueaban y que finalmente se irían juntos del programa", ha sostenido Julián. Y qué causalidad que todo esto haya pasado.

Recordemos que Susana fue la encargada de destapar el montaje durante el reality y Gonzalo ha querido defenderla en el programa de ayer: "Susana jamás miente, ella va con la verdad por delante y yo me la creo". Además, Gonzalo ha criticado el concurso de Fiama y Álex: "A mí este tipo de teatros me agota y me molesta". También ha destapado a su compañero Alejandro afirmando que este "tenía reacciones desmesuradas" como cuando "lloraba de forma incontrolable".

Fiama ha intentado defenderse de las acusaciones: "A mí nadie me había hablado de ningún pacto". Pero parece que la defensa no ha convencido mucho a los presentes, especialmente a Sofía Suescun, quien cargaba contra ella duramente: "Si estuvieras tan segura de lo que dices, ¿por qué recurres a Julián y le dices que no te meta mucha caña?".

Este cuestionamiento ha hecho estallar a Fiama, quien comenzaba a gritar mientras Nagore intentaba calmarla. Sofía seguía insistiendo: "Lo que no puede ser es que nos toméis el pelo", y se ha reafirmado: "Tú fuera de plató le has dicho a Julián que se portase bien contigo, lo ha escuchado todo el equipo".

Un gran revuelo se ha formado en plató. Todo el mundo gritaba, Fiama se alteraba, Nagore ponía orden. Sofía le dedicaba entonces unas últimas palabras a su rival: "Si no tuvieras nada que esconder, no le pedirías a Julián que no te metiese caña".