Kiko agradece la llamada de su madre: “Ha sido de lo más bonito que he vivido aquí”

El finalista está encantado con haber podido escuchar a Isabel Pantoja, pero se arrepiente de no haberla dejado hablar

Kiko Rivera recibió una inyección de positividad y alegría para la recta final con la llamada de su madre, Isabel Pantoja. El finalista ha compartido con sus compañeros la alegría de haber podido escuchar a la tonadillera.

Sin embargo, Kiko se arrepiente de haber preguntado demasiado y no haber dejado hablar más a Isabel en los 90 segundos que duró la llamada.